ETIOPÍA

El valle del Omo y la antigua Abisinia etiope

Etiopía es el país africano que tiene más monumentos declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco, la segunda nación más antigua en abrazar el cristianismo; tiene calendario propio, un sistema horario distinto y, como lengua oficial, el amárico. Por si fuera poco, la antigua Abisinia puede presumir de ser el único país del continente negro que no ha sido colonizado. Su altiplano es el más grande de África y se extiende desde el mar Rojo hasta las llanuras del Nilo Azul y en él podemos encontrar impresionantes cañones, barrancos y gargantas, y montañas que alcanzan los 4000 metros de altura. El país está dividido en dos zonas claramente diferenciadas: el norte cristiano, con sus monumentos, y el sur, el África negra, regada por la belleza del río Omo y donde conviven pueblos culturalmente muy diversos.
Autor foto: José Miguel Sebastián
Jorge Nicolás
Rosana Miguel
 
LAGO TANA

Etiopía es como un continente dentro de un continente, y el lago Tana, como un mar de agua dulce que en algunos puntos llega a tener una amplitud de 75 kilómetros,  en el que nace el Nilo Azul y que alberga 37 islas en su interior. En muchas de ellas, se alzan templos y monasterios coptos, algunos construidos en el siglo XIV. Se dice que en el de Tana Chekros, que está dos horas y media en barca de la capital del lago, Bahir Dar, es donde estuvo oculta el Arca de la Alianza durante ochocientos años, antes de ser trasladada a la ciudad de Axum. 

La iglesia de Ura Kidane Mihret, en la península de Zege, famosa por sus cafetales, es una de las más bonitas del lago. Construida en adobe, con planta circular y techo cónico de paja, se edificó en el siglo XVI y está decorada con espectaculares murales llenos de color, que cubren las paredes de su capilla interior con escenas bíblicas y leyendas de la historia sagrada. Otra iglesia interesante del lago Tana es la de Aswa Mariam, que data de mediados del siglo XIV y guarda uno de los cuatro iconos que, según la tradición, pertenecieron a San Lucas (se muestra al público una vez al año, el décimo día del mes Meskerem, es decir, a mediados de septiembre).

Miguel Amoros
 
Valle del Omo y sus tribus

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980, este valle es uno de los yacimientos paleontológicos más importantes de África y en él se han hallado restos de homínidos de entre 1,7 y 4 millones de años de antigüedad. Ir al Valle del Omo es como realizar un viaje hacia el origen de la humanidad o haber llegado a la frontera entre el presente y la prehistoria.


El sur de Etiopía es una de las zonas más interesantes desde el punto de vista étnico del continente negro. Poblado por más de 40 tribus –hamer, banna, bashada, mursi, konso, borana, galeb…– que siguen adornando sus cuerpos como hacían sus ancestros hace siglos, es una ventana abierta a culturas, tradiciones y formas de vida que han permanecido prácticamente intactas durante miles de años.

Gardenia Barreiro
 
PAISAJES, LAGOS Y MERCADOS

Los paisajes de Etiopía impresionan tanto por su dimensión como por su belleza. Y el país nos ofrece un amplio abanico de posibilidades: desde el desierto de Danakil, en las regiones desérticas y cálidas, cerca de la frontera con Somalia; las regiones montañosas y frescas, como Lalibela o Simen, hasta las zonas llanas y verdes como los valles del Tekezé y del Nilo Azul. Etiopía, además, cuenta con 67 volcanes, 20 lagos y 9 parques nacionales con numerosas especies de animales y vegetales. 


Y tan intensos como los paisajes lo son los mercados, que en las poblaciones más grandes nos brindan la oportunidad para ver cómo se relacionan los miembros de distintos poblados e incluso de las diferentes tribus. Estos centros de intercambio están frecuentados sobre todo por mujeres que comercian con cereales, miel, pieles o ganado. Es una gran experiencia de colores, olores y sensaciones difícil de olvidar.

Marcel Cruells
 
NOTAS DEL VIAJERO
Gardenia Barreiro
 

La variedad de paisajes y tribus tiene su justo reflejo en la cocina del país, que es diversa, especiada –aunque sin exagerar– y sorprendente. El plato básico es un gran pan, plano, fermentado y llamado injera, sobre el que se sirve un puré espeso de lentejas, carne, pescado, verduras... Todos comen en el mismo plato y con los dedos. Si algún etíope os da de comer con sus propios dedos no os apartéis, es una costumbre para honrar al invitado.

 
 

Etiopía no es sólo la cuna de la civilización. También lo es del café. La ceremonia del café o Buna es una parte esencial de la vida social y cultural de la población de Etiopía y la lleva a cabo, normalmente, una mujer joven, ataviada con la vestimenta tradicional (un vestido blanco con bordes tejidos de colores y velo). Se utilizan 3 tazas diferentes: la primera es conocida como abol y es la más intensa, la que nos permite apreciar el verdadero sabor etíope; la segunda, zani o tona, es más suave, y la tercera, berekka, es la de la bendición.

¿Alguna Duda?
Contacta
con Viatges Tuareg
Tel. 34 93 265 23 91
Suscríbete a nuestro newsletter
PARA SABER MÁS
 
Tuareg ONLINE
infotuareg@tuareg.com
Telf. 34 93 265 23 91
Organización Técnica de los viajes Viajes Tuareg S.A. GC MD-128 A-08726986 | About Us | Contact Us | Aviso Legal | Diseño gráfico: Judit Coma | Ilustraciones: Jordi Vila
Powered by: JMT Web Sites