Con salchichas por dedos

Tras dos largas jornadas de inquietud, al fin recibimos noticias del frente. ¡Y vaya noticias! La cara de Pere habla por sí sola.

Por mucho que lo pretenda, no conseguiría explicar sus sensaciones, así que lo mejor que puedo hacer es transcribiros sus palabras:

<<Reitero: durísima etapa. En este caso estábamos avisados por ser de 80 km, pero no sabíamos que tendríamos que soportar 45 grados de temperatura y sin viento. Esto provocó que, al cruzar un lago salado a las 14.00 h, la sensación térmica fuera mucho más alta. Ayer, que es hoy porque ya son las 14.48 h y todavía llega gente, tuvimos de todo: algunos deshidratados (el caso más habitual) y otros con infecciones de orina, vómitos y descomposiciones a tope. Los que llegamos antes, a las 21.00, estuvimos en el campamento. Otros, en lugar de correr, optaron por andar y llegaron más tarde. Muchos de los que están llegando ahora son los que, en cuanto se hizo de noche, se detuvieron a dormir a mitad de camino y han seguido de buena mañana. Es una imagen de película ver que a lo lejos se acerca un grupito de gente andando penosamente pero sonriendo por haber logrado el objetivo de la carrera. Se empieza a oler el final. A pesar de estar exhaustos, hoy se palpa la felicidad de haber terminado los 80 km. Correr o andar esta distancia nos destroza los pies a todos, sin excepción, aunque ayer el dolor era tal por todas partes, el cansancio era tan extremo, que los pies eran lo último en lo que pensábamos. En diferentes controles, un equipo médico te pregunta y vigila que estés bien. Hay que tomar pastillas de sal para no desfallecer. Entre el calor, la sal y la mala circulación en los brazos debido al peso de la mochila, las manos se hinchan como globos. Ayer intenté indicarle un “tres” a un inglés con los dedos, pero comprobé que no era capaz de juntar el dedo meñique con el pulgar, ¡porque en lugar de dedos tenia salchichas!

Hoy estoy mejor y quiero escribir las cosas que ayer, en caliente, me pasaban por la cabeza: “Odio las dunas, el calor, NO RECOMIENDO A NADIE ESTA EXPERIENCIA. ¡Qué manera de sufrir! ¿Cómo puede tener repetidores esta carrera? ¿Cómo puede haber cerca de 1.000 locos como yo SUFRIENDO?” >>.


¿Qué más se puede añadir?

Hoy etapa de maratón de 42,2 km. ¡Vamos, que ya lo tienes!

Danos tu opinión

Viajes Tuareg

En 1982 se abrió una pequeña agencia de viajes, en el barcelonés barrio de Gracia, con el nombre de Tuareg. Actualmente Viatges Tuareg es un equipo de 15 profesionales dedicados a la organización de viajes y a la innovación en el terreno de las rutas turísticas. Aquellas primeras rutas por el desierto del Sáhara se han convertido en una programación consolidada de casi 200 alternativas de viaje por todos los continentes. MÁS INFORMACIÓN

7 comentarios en “Con salchichas por dedos”

  1. No se si ja has acabat a aquesta hora però avui era l’ultima etapa, ànims que ja estas, tots hem seguit la cursa diariament, ets una màquina. Això et va, ja ho sabem segur que una vegada hagis tornat tindras ganes de repetir….ja, ja, ja….Un petó i fins aviat.

  2. No se si ja has acabat a aquesta hora però avui era l’ultima etapa, ànims que ja estas, tots hem seguit la cursa diariament, ets una màquina. Això et va, ja ho sabem segur que una vegada hagis tornat tindras ganes de repetir….ja, ja, ja….Un petó i fins aviat.

  3. PERE, Company.
    Només pensa que et queden 18 kms, per davant.
    Ara, entenc que odiïs les dunes i puc fer-me una petita idea del que pots estar patint, però també et garanteixo que únicament et separen 18 kilómetres per la gloria, perquè tot aquest patiment desaparegui i es converteixi en una alegria immensa en adonar-te del que has arribat a aconseguir.
    Tota una proesa que només poden aconseguir molt pocs bojos.
    ENHORABONA COMPANY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.