Viajar a Camboya. Visita a la remota área de Ratanakiri

Todo llega. Finalmente se ha abierto al visitante la remota provincia de Ratanakiri, en el noreste del país. Allí nos esperan algunas de las minorías étnicas más desconocidas del sur-este asiático, también áreas de naturaleza prácticamente inexploradas. Paisajes fantásticos con enormes ríos, lagos y cascadas, minas de diamantes y pueblos con una forma de vida que haría las delicias de cualquier antropólogo.
Dani S., nuestro hombre en Camboya nos da sus razones para viajar allí.

¿Qué es Ratanakiri?

Una de las provincias más remotas de Camboya situada en el noreste, fronteriza con Laos y Vietnam.

Los atractivos de Ratanakiri son la exuberante naturaleza y, sobre todo, las minorías étnicas, pueblos que quedaron aisladas en una tierra remota. Ni siquiera tuvieron excesivos problemas con los khmeres rojos que no se preocuparon por ellas. No son etnias llamativas, no visten bonitos trajes ni hacen espectaculares ceremonias. No han tenido mucho trato con los occidentales por lo que, aun hoy, los miran con curiosidad y mantienen una cierta distancia. Pero lo que no tienen de llamativo lo tienen de interesante.

Totems en un cementerio en la selva, Camboya | Foto © D.Souteirant
Totems en un cementerio en la selva, Camboya | Foto © D.Souteirant

Lo mas espectacular son sus cementerios con totems lo que es una singularidad en el sudeste de Asia y, a la vez, un misterio. Pero no son menos curiosos sus poblados, y su forma de vida que es francamente distinta al resto del país. A veces sus costumbres abiertas (como la de proporcionar a la hija mayor una casa separada del resto de la familia para que reciba a sus “amigos») son extraordinariamente sorprendentes dada la cerrada moralidad de los Camboyanos actuales. Son animistas, hablan su propia lengua y no todos conocen el khmer. Son minorías de las que hay poca información y muy pocos estudios. Y, lo mas importante, queda un reducido número de individuos de cada etnia lo que, desgraciadamente, indica que acabaran por desaparecer puesto que no reciben ningún trato especial del gobierno (la enseñanza de sus escuelas es en Khmer y no se enseña su lengua propia).

Camboya: Silenciosa maravilla: Autor Barasoain
Camboya: Silenciosa maravilla: Autor Barasoain

Además Ratanakiri tiene muy bonitos paisajes, selva, cascadas impresionantes, minas de diamantes a cielo abierto, plantaciones de caucho y su extremo norte forma parte del Parque Nacional de Virachay aun a día de hoy no completamente explorado.

A mi me sorprendió Ratanakiri por que es una zona completamente distinta al resto de Camboya casi en todo; los paisajes nada tienen que ver con las llanuras centrales, ni las minorías con los Khemers.

Un vendedor aguanta el chaparrón en Camboya | Foto © Albert Roset
Un vendedor aguanta el chaparrón en Camboya | Foto © Albert Roset

A modo de extensión de nuestras rutas por Camboya, hemos preparado dos itinerarios diferentes por la provincia de Ratanakiri: La opción de visitas clásicas, posible todo el año y, para quienes disfrutan caminando, una alternativa de senderismo operable solo entre el 15 de noviembre y el 15 de mayo. Ambas propuestas tienen como base uno de los hoteles más bonitos de Camboya, el magnífico Terres Rouges, que en su tiempo fue la casa del gobernador.

Viajes Tuareg

En 1982 se abrió una pequeña agencia de viajes, en el barcelonés barrio de Gracia, con el nombre de Tuareg. Actualmente Viatges Tuareg es un equipo de 15 profesionales dedicados a la organización de viajes y a la innovación en el terreno de las rutas turísticas. Aquellas primeras rutas por el desierto del Sáhara se han convertido en una programación consolidada de casi 200 alternativas de viaje por todos los continentes. MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.